Paradoja de la soledad

En una sociedad que adora el individualismo, cada vez es más difícil formar relaciones sociales sólidas y estables.

Robert Gordon escribe en un artículo de la publicación en línea Elite Daily puntos sociológicos interesantes sobre las relaciones hoy en día. Describe, por ejemplo, comportamientos sociales de primates en grupos de 20 a 50.

Los humanos, en cambio, somos capaces de conocer personalmente a 150 personas. Somos creaturas sociales y el sentimiento de soledad nos puede volver locos. Sin embargo, la soledad se ha vuelto elemento común en el mundo actual.

Las redes sociales contribuyen a este factor, ya que en un mundo en que el tiempo es dinero, las relaciones se vuelven, también, más demandantes. Por ello nos hemos vuelto adictos a la relación virtual, incluso al romance virtual. Es simple, fácil y efectivo.

Coleccionamos amigos como estampas y cada vez se valora más la cantidad que la calidad. Las interacciones se han reducido a un intercambio de imágenes, reduciendo cada vez más la calidad de las conexiones.

Image

Se sacrifican las conversaciones y surge la paradoja de la soledad: se tienen más “amigos”, pero se está solo. Se intercambian las verdaderas amistades por promoción personal. Se escogen las palabras y fotos perfectas. Se muestra la imagen deseada.

Cada vez esperamos más de la tecnología y menos de nosotros mismos.

Los encuentros en persona no son así. Suceden en tiempo real y no se pueden editar, borrar o mostrarse como uno desea. No se puede planear ni controlar lo que se dice, como sucede en las redes sociales.

La tecnología apela a nuestro lado más vulnerable, pues le tenemos miedo a la intimidad. Se nos presentan tres fantasías: tendremos atención donde la queremos, siempre seremos escuchados y nunca estaremos solos.

Esto es suficiente para cambiar nuestra forma de ser: “si comparto, soy”. Es por esto que también se finge tener experiencias para tener qué compartir y así sentirnos vivos.

¿Qué hacer contra la soledad? No es necesario evitar las redes sociales -son herramientas útiles si las usas a tu favor-. La clave está en no descuidar nuestras relaciones, en persona y en tiempo real.

Hay que buscar darnos el tiempo, procurar a las personas que tenemos cerca y así formar relaciones verdaderas. Las relaciones sociales han cambiado, pero su importancia es la misma.

María

– CHECKLIST®
Artículo publicado por El Norte el 19 de Noviembre 2012: http://www.elnorte.com/editoriales/vida/774/1547405/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s